16 de junio de 2024

Tratar la tos en los niños.

Las personas usan una gran variedad de remedios naturales para tratar la tos persistente. La tos juega un papel fundamental en la eliminación de los elementos irritantes e infecciosos del cuerpo, pero puede resultar muy molesta. El mejor tratamiento para la tos dependerá de la causa subyacente. Existen muchas posibles causas, entre las que se incluyen las alergias, las infecciones y el reflujo ácido.

Algunos remedios naturales pueden aliviar la tos. Sin embargo, es importante recordar que la Administración de Productos Alimentarios y Farmacéuticos de Estados Unidos (FDA) no supervisa las hierbas ni los suplementos, por lo que las personas que los usan se arriesgan a utilizar productos de baja calidad con impurezas.

Si presenta un tos grave o persistente durante algunas semanas, es esencial que consulte a un médico.Uno de los remedios casero muy popular para la tos es mezclar miel en una taza con agua caliente.Según algunos estudios, la miel puede aliviar la tos.

Existe un estudio sobre tratamientos para la tos nocturna en niños. En él se comparan los resultados utilizando la miel oscura, el dextrometorfano, un medicamento para suprimir la tos y ningún tipo de tratamiento.

Aunque los beneficios de la miel fueron menores a los del dextrometorfano, los padres calificaron la miel como la más favorable de las tres opciones.

Para usar la miel como tratamiento de la tos:

  1. Mezcle 2 cucharadas soperas con agua caliente y un té de hierbas.
  2. Beba esta mezcla una o dos veces al día.
  3. Por favor, evite que los niños menores de 1 año ingieran miel.

Además, debes tener presente que lo más importante para la tos o un resfriado es mantenerse hidratado. Las investigaciones indican que ingerir líquidos a temperatura ambiente puede aliviar la tos, la secreción nasal y los estornudos.

Sin embargo, las personas con síntomas adicionales de un resfriado o gripe pueden beneficiarse de las bebidas calientes. El mismo estudio demuestra que estas pueden mejorar los síntomas aún más, incluyendo el dolor de garganta, los escalofríos y el cansancio. El alivio de los síntomas es inmediato y continúan durante un tiempo después de terminar la bebida caliente.

Entre las bebidas calientes que pueden ser reconfortantes, encontramos:

  • Los caldos claros;
  • El té de hierbas;
  • El té negro descafeinado;
  • El agua caliente, o
  • Los zumos de frutas calientes.

La tos húmeda, una de las que produce mucosa o flemas, podría mejorar con el vapor de agua. Tome una ducha o un baño de agua caliente y deje que el baño se llene de vapor. Quédese dentro durante unos minutos hasta que los síntomas mejoren. Beba un vaso de agua después para refrescarse y evitar la deshidratación.

De forma alternativa, prepare un bol de vapor de agua.

  1. Para hacerlo, rellene un bol grande con agua caliente.
  2. Añada hierbas o aceites esenciales, como el eucalipto o el romero, lo que le ayudará a mejorar la descongestión.
  3. Inclínese sobre el tazón y cubra la cabeza con una toalla. Así el vapor se quedará atrapado.
  4. Inhale los vapores durante 5 minutos. Si siente el calor del vapor en la piel, deténgase hasta que se enfríe.

Las personas con tos húmeda o congestión de pecho deberían seguir las recomendaciones del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. (NHLBI) y usar un humidificador de vapor en su casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *